Galería de Arte Juan Manuel Lumbreras

2707
Array
(
    [0] => 66
    [1] => 3
    [2] => 89
    [3] => 68
)

José Ángel Lasa

Sixty

Hace unos días, Ana trajo el libro “La maleta de mi padre” del nobel Orhan Pamuk. “Échale un vistazo…, a ver si hay algo que valga la pena” le dice su padre al entregarle la maleta.

Llevo días intentando escribir un texto introductorio de este librito. He probado varias formas, pero no consigo pasar del medio folio. Al leer el libro de Pamuk he recordado lo que me dijo Mariano el día 24 de abril de 2006 al entregarme un diskete con textos suyos en un bar de Bilbao: “Cosas que se me han ocurrido…, a ver qué te parecen”. Aquellos textos, completados unos meses después tras varias conversaciones y una visita a Bermeo son los que he recogido en este catálogo. Además del parecido entre una y otra situación, veo un gran paralelismo entre lo que su autor leyó entre los miembros de la Academia Sueca, sobre todo en lo referente a su actividad como escritor, y esa otra pregunta que nos hacen y nos hacemos sobre nuestra actividad artística, y que me ha parecido oportuno traer en esta introducción. Pero lo que más me ha impresionado ha sido el encaje perfecto entre lo que Pamuk dice del oficio de escritor y las palabras que Mariano me ha regalado. He sentido que su percepción sobre mi trabajo tiene su fundamento en lo que Pamuk dice sobre los seres humanos, que todos nos parecemos, que todos tenemos heridas parecidas. Y también que “escribir es hablar de cosas que todo el mundo sabe pero que no sabe que sabe”. El diskete me ha permitido saber lo que ya sé porque Mariano me lo ha hecho saber. Un regalo generoso. Por todo esto, por seguir siendo aquel Mariano que conocí hace cincuenta años, por su generosidad al detener su mirada en este territorio que en esta exposición se verá como mío, mi más sincero agradecimiento.

Volviendo al paralelismo que comentaba más arriba entre escribir y hacer arte, hay un párrafo en el texto de Pamuk que no he podido dejar de traer aquí. En él responde a la pregunta de por qué escribe y yo me he apropiado de él manipulándolo. Me ha gustado que Pamuk hable del porqué de su trabajo de escritor y no de los entresijos de lo escrito. Además he apreciado que haga referencias a cuestiones no necesariamente elegantes y que acompañan a todo trabajo creativo. Y aunque no se trata de una cita textual, en la medida en que la tomo tal cual, he adoptado el entrecomillado. El texto dice así:

“¡Hago arte porque me sale de dentro!…, porque soy incapaz de hacer un trabajo normal como los demás…, para que otros hagan arte y yo pueda apreciarlo…, porque estoy muy, muy enfadado con todos ustedes, con todo el mundo…, porque me gusta pasarme el día entero en el taller…, porque sólo puedo soportar la realidad si la altero…, para que el mundo entero sepa la vida que hemos llevado y seguimos llevando yo, los otros, todos, nosotros, en este país.

Hago arte porque me gusta el olor de la madera, de la soldadura…, porque más que en cualquier otra cosa creo en el arte y la escultura…, porque es una costumbre y una pasión…, porque me da miedo ser olvidado…, porque me gustan la fama y la atención que me ha proporcionado…, para estar solo…, porque pueda que así comprenda la razón por la que estoy tan, tan enfadado con ustedes, con todo el mundo…, porque me gusta que vean lo que hago…, para ver si acabo esta exposición, este molde, esta escultura que he empezado…, porque eso es lo que todos esperan de mí…, porque infantilmente creo en la inmortalidad de los museos y en la posibilidad de que mis obras estén en ellos…, porque la vida, el mundo, todo, es increíblemente hermoso y sorprendente…, porque me resulta agradable mostrar en formas esa belleza y esa riqueza de la vida. Hago arte, no para contar una historia sino para crear una historia…, para librarme de la sensación de que hay un sitio al que debo ir pero al que no consigo llegar, como en un sueño…, porque no consigo ser feliz…, para ser feliz.”

El diskete de Mariano. José Ángel Lasa, primavera de 2008.

Fecha: 22 Abr - 24 May 2008

Información sobre José Ángel Lasa

Vistas exposición