Galería de Arte Juan Manuel Lumbreras

Carlos Marcote

Salvatierra (Álava), 1950.

“La obra de Carlos Marcote es casi un sueño. O mejor, es una ensoñación del lugar como ámbito total. Esta pintura es extrañamente familiar en nuestra íntima profundidad, con el sentido de algo impregnado e imprescindible. Es un mágico sueño despertado, apenas un duermevela en el que, sin saber cómo, uno se transporta con una suave sensación de atemporalidad, de la lucidez al desmayo, en una mezcla desconcertante y simultánea. En este ensueño nos mudamos del lugar al sitio y también al contrario. Las suyas no son pinturas sólo para despiertos y espabilados, pero tampoco parece que estén realizadas para los dormidos y los inconscientes. Sí, en cambio, para quienes se dejan envolver por evocaciones arcanas, mucho más allá de lo pintado. Sus obras tienen el movimiento sincrónico y titilante de lo inaprensible y lo cercano. A mi me parece que Marcote siempre ha pintado lugares, porque su obra está más cerca de lo lejano que de lo próximo. En ella no es posible la localización, aunque podamos reconocer los detalles, que tienen tan poca importancia como saber la técnica, el número de pincel con el que pinta o el sitio pintado. Estos son excusas para encontrar lo verdaderamente importante, esa invisibilidad que socava la superficie del cuadro y que nos deja con un raro sobrecogimiento. […]”            

Daniel Castillejo (Fragmento del texto íntegro del catálogo de la exposición “Sitios y Lugares”.)

CARLOS MARCOTE

Obras

Exposiciones

Referencias destacadas

Exposiciones Individuales

Exposiciones Colectivas

Obra en Museos y Colecciones Públicas